Le negaron permiso para quedarse en casa de una amiga y reveló un terrible secreto.


Una jovencita de 13 años, residente de San Pedro de Jujuy, le pidió vía telefónica, permiso a su madre para quedarse a dormir en casa de una amiga. La madre no le dio consentimiento y mandó a buscar a su hija para que la llevaran de regreso.

Ya en su domicilio, enojada, la joven le reprochó a la madre que no tenía la misma actitud cuando la enviaba a casa de su abuela en Santiago del Estero y que ella no sabía lo que le hacía la pareja de su abuela. Dicho esto, se fue a su habitación.

Claro que para la madre no pasó desapercibido el comentario y por ello, esperó unos minutos para ir a verla y preguntarle sobre lo que acababa de denunciar y que la había dejado absolutamente sorprendida. La joven, ante el requerimiento de la madre, rompió en llanto y le comenzó a relatar que el padrino, pareja de su abuela, cuando esta no estaba en la casa le tocaba los pechos por debajo de la ropa. Que una vez, cuando ella estaba durmiendo, se despertó a la madrugada y estaba el padrino con los pantalones bajos masturbándose, mientras le tocaba sus partes íntimas. Luego de esto el sujeto salió de la habitación haciendo gestos, pidiéndole que hiciera silencio. En otra oportunidad, cuando estaba sola, el padrino le ofreció dinero para que se dejara penetrar, además de prometerle que le compraría cosas.

La madre se dirigió a la seccional 35º con el propósito de realizar la denuncia del hecho relatado por la hija la que, además, solo tenía entre 7 y 10 años cuando estos aberrantes hechos le sucedieron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí