Sucedió en Palpalá el sábado por la mañana. Una joven de 23 años fue brutalmente agredida por su expareja.


Una joven de 23 años llegó a la seccional 49º de Palpalá, en medio de una crisis de nervios producto de una amarga experiencia vivida el pasado sábado 5, luego de las 7:00 de la mañana.

A las 07:30 llegó a su domicilio la expareja de la mujer, un hombre de 40 años, con la excusa de ver a sus hijos. Esta le franqueó la entrada, aunque los niños se hallaban durmiendo, cosa que el mismo pudo constatar y por ello se que quedó en la sala de estar esperando a que se despertaran.

Minutos después llegó un albañil que realiza trabajos en la vivienda a sacar unas herramientas y se retiró.

Una vez que estuvieron solos la mujer y su expareja, este le hizo una escena de celos y comenzó a agredirla verbalmente para luego, pasar a los golpes de puño y patadas, tomándola de los cabellos y arrojándola al piso donde continuó pateándola.

En un momento la mujer intentó escapar hacia la habitación de sus hijos, pero el sujeto que la sostenía del cabello la arrastró hasta la cocina, en donde agarró un palo de escoba con el que comenzó a propinarle golpes.

Como el castigo físico le pareció poco, el agresor intentó sacarle la ropa a su víctima, desnudarla en la puerta del domicilio y empujarla a la calle para que según sus propios dichos “pasara vergüenza con los vecinos”.

La mujer, en última instancia, vio que había una ventana abierta y se arrojó por ella para escapar de la situación y dirigirse directamente a la comisaría donde radicó la denuncia por las agresiones sufridas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí